LPS Liberación Psicosomática

Próximo seminario: 7, 8 y 9 de junio de 2019 en Madrid

La liberación psicosomática (LPS) es un proceso de liberación de los tejidos corporales (músculos, ligamentos, órganos, fascias) que se produce a partir del momento en que el terapeuta toma contacto con sus manos sobres las áreas de mayor tensión del cuerpo, a través de una palpación suave y respetuosa.

Asimismo, durante este trabajo, es frecuente la aparición de liberaciones emocionales asociadas a las áreas de tensión, ya que los tejidos corporales tienen la capacidad de memorizar el estado de ánimo que genera una situación de conflicto.

La LPS es un proceso terapéutico que ayuda a liberar a la mente y al cuerpo de los efectos de un traumatismo físico, psíquico o químico.

El Dr. John Upledger y el biofísico Zvi Karni descubrieron que el cuerpo retiene fuerzas y las aisla en forma de lo que ellos denominaron “quiste energético”, que es un área de desorganización celular donde se localiza la energía residual que ha sido introducida en el cuerpo a través de un trauma físico y/o emocional. Procesos infecciosos, exposición a radiaciones y sustancias tóxicas pueden favorecer también la aparición del quiste.

El proceso de liberación se activa cuando el paciente lleva su cuerpo a la posición en la que recibió el impacto. En el momento en que se adopta la postura correcta, aparecen signos que nos indican que el proceso está en marcha. Seguiremos fielmente el comportamiento de los tejidos, incorporando el diálogo terapéutico con el paciente si la situación lo requiere, adoptando las nuevas posturas corporales hasta que se produzca la liberación del quiste energético.

En todo momento, durante el proceso, vamos a mantener un contacto respetuoso con el paciente al no establecer ningún tipo de juicio.

A partir de la disolución del quiste, los síntomas asociados a éste pueden desaparecer inmediatamente o de forma paulatina; dependerá, sobre todo, del tiempo de instalación y de su calidad.

CONTENIDO

  • Quiste energético.
  • La vía de la expresión.
  • Iniciación del proceso.
  • Pruebas, distracciones y evasiones.
  • El proceso de liberación.
  • Signos de liberación, interrupción del proceso, desanudamiento.
  • Diferencia entre LQE y LPS.
  • Precauciones antes del proceso.
  • Imágenes y diálogo terapéutico.
  • Imagen no solicitada.
  • Imagen solicitada.
  • Herramientas de utilidad.
  • La resistencia.
  • Relación Terapeuta – Paciente.
  • Vidas pasadas y la resolución.